No Discriminación y Diversidad Sexual

No Discriminación y Diversidad Sexual

La igualdad y la no discriminación son principios básicos de las normas internacionales de derechos humanos. Toda persona, sin distinción, tiene derecho a disfrutar de todos los derechos humanos, incluidos el derecho a la igualdad de trato ante la ley y el derecho a ser protegido contra toda forma de discriminación, entre ellas la discriminación por orientación sexual o por la identidad de género.

La diversidad sexual incluye a personas que tienen una orientación sexual distinta a la exclusivamente heterosexual, es decir, lesbianas, gays y bisexuales; y personas que tienen una identidad de género diferente a la de su sexo biológico: transgénero (travestis, transexuales) e intersexuales. Las comunidades de la diversidad sexual se autoidentifican con las siglas LGBTI, (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales).

Con el apoyo de: